23 julio 2015

En la Luna en Marte o en toda la NADA...

Que soy una persona de contrastes o contradictoria, eso  quien me conoce ya lo sabe, y quizás por esa  razón me gusta tanto este paisaje.Me gustan las montañas verdes de mi tierra sí, pero me gustan  también estas tierras áridas y desérticas, me fascinan. Me gustan sus montañas volcánicas, sus dunas fósiles, sus playas de aguas cristalinas, su vegetación, e incluso sus piedras. Todo su paisaje con la silueta de sus montañas dibujando el horizonte o sus rocas y arena, ya sea dorada, roja o negra me transmiten paz y la sensación de haber viajado a otro planeta, siento que estoy en la Luna o quien sabe quizás en  Marte.
Lejos manteniendo una distancia prudencial  con la realidad, sin reloj, solo sentir, respirar y dejarse atrapar por el magnetismo del lugar.Es estar como dice el cartel de la ultima foto, es estar en: TODA LA NADA.


























No hay comentarios:

Publicar un comentario