09 julio 2015

Elogio de las sombras



                                                                                                                                                                  Si algo bueno tiene estar a cuarenta grados, es el juego de sombras que producen. Seres que nos acompañan,  persiguen o caminan a nuestro lado. Figuras que se deslizan por el suelo, se funden en la pared creando formas geométricas perfectas, trazos delicados convirtiendo cualquier superficie en un lienzo  efímero y en constante movimiento. Sombras que se repiten un día detrás de otro,sombras que,  quien sabe,  quizás,  sueñen con un día  nublado.                                                                                                                                                         














No hay comentarios:

Publicar un comentario